Todas las entradas de Lord Analton Morion

28 años, apasionado por la tecnología, un poco disperso, políticamente incorrecto. Casi siempre voy por la banquina, a veces por el pasto.

Gene Sharp – De la dictadura a la democracia. [pdf]

Gene Sharp es un filósofo estadounidense conocido por su extensa obra en defensa de la no violencia como lucha contra el poder.

Sharp es también un científico político, catedrático y fundador de la Institución Albert Einstein, una organización sin ánimo de lucro que estudia y promueve el uso de la acción no violenta para democratizar el mundo. 

Les dejo un libro titulado “De la dictadura a la democracia” de este autor.

Descargar en formato pdf.

Instrucciones para subir una escalera.

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquier otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso. Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie.) Llegado en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimiento hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

Sin título.

Bien sabido es que el stress, la falta de sueño, las carreras y preocupaciones de la vida cotidiana, la inflacion, el desempleo, el riesgo pais, el FMI, la bolsa, los precios que suben, los sueldos que bajan, la impotencia, la bronca, la factura del telefono, la del gas, la de internet, los impuestos, los celulares, los mensajes de texto, el P2P, el canon digital, la SGAE, los chats, lo 2.0, las redes sociales, el real-time, las acciones, el petroleo, los combustibles, los blogs, el aire acondicionado, la calefaccion, el hambre, el frio, el calor, los droogos, los Simpson, South Park, las series! Lost, V (2009), Chuck, Lie to me, Dexter, FlashForward, FlashBack (?), los deja vu, la neutralidad de la red, la corrupcion, los precios (si, de nuevo), los recortes en ciencia e investigación, las escuelas, los hospitales, las universidades, las bibliotecas, los vampiros, los zombies, los hombres lobo, los robots asesinos, el photoshop, el estar gordo, el estar flaco, el paco, la cocaina, la cerveza, el vino, la (falta de) marihuana, el LSD, los hongos alucinogenos (y los champignones), el alcohol, las pastillas, el cafe, el mate, el te y muchas otras sustancias, productos y servicios de necesidad vital en estos tiempos que corren (no saben bien hacia donde pero corren), nos agotan.
Nos agotan a tal punto en el que uno ya no sabe si vive para pagar, o vive para comer, o vive para trabajar y que no le alcance, o vive para algo que no sabe que es. Algo que quiere que llegue o algo que teme que llegue.
De todas formas sabemos que vivimos, y este vivir (cogito ergo sum, o alguna de esas frases que caerian bien aca) nos cansa, nos agota y termina convirtiendose en algo… un nudo en el estomago o una patada en los huevos.
Y cuando esto pasa, que pasa?
Los chicos se ponen violentos y se agarran a piñas en la calle, se filman con un celular y lo suben a youtube. Entonces algun pelotudo morboso en la redaccion de un diario que esta aburrido lo encuentra mientras mira videos de Olmedo y Porcel, lo encuentra justo en el momento en el que entra el jefe de redaccion y lo sorprende in fraganti mirando como dos pebetes de 15 años se rompen la jeta, obviamente al ser interpelado por su jefe piensa (o mejor no) y responde que esta haciendo un “trabajo de investigacion” (por que queda cool decir periodismo de investigacion aunque sea una mentira grande como un avion) sobre la violencia en las escuelas, y ahi… zas! todos los diarios, los noticieros, los pasquines y los folletos de la gran barata del chino de la vuelta hablan de eso. O de cualquier otra cosa. Y asi instalan en la cabeza de la gente otra preocupacion mas. Eso cuando no son los floggers o las pibas que se sacan fotos en tanga y las suben a fotolog, metroflog, cuchiflog, pedoflog (de gas expelido por el ano, no de ped*filia, eh?).
Entonces que pasa?
La preocupacion de que nuestros retoños salgan en internet siendo cagados a palo por un pibe mas enano en youtube o nuestra hija (que nunca vamos a admitir que es una trolita) sale en youngamateurgirls dot com o en supertangas se instala en nuestras cabezas.
Y todos sabemos que el miedo y la preocupacion son el camino al lado oscuro:

“Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering. I sense much fear in you. “

Tengo que encontrar una solucion…

(en este punto mi musa me abandona y ya no se como hilvanar las ideas, seguramente mas tarde se me ocurra algo que llene este hueco… espero.)

Un “siervo de la gleba”

Encontré en La Nación un video que habla de lo mucho que nos sacan en impuestos.
Si bien es cierto que en Argentina nos sacan muchísimo en impuestos que son mal administrados, me llamo la atención una parte cerca del final.

Primero veamos el video:

Me llamo la atención la frase “siervo de la gleba” refiriéndose al Juan con un campito en Pehuajó…

Hacemos un par de cuentas?

Cada hectárea de soja producía en 2010 unos 80 quintales de soja (decía La Nación). Un quintal es un poco mas de 46kg.

80 x 46 = 3680

El pobre Juan sacaría por hectárea 3 toneladas y media de soja, que se paga $1990 por tonelada.

3.5 x 1990 = 6965

Si el tuviese un campo de 236 hectares (como este) podría vender su producción por 1.643.740 pesos.

A el le sacan el 84%, dice el video, que son $1.380.741. Un montón de guita.
Y le quedan $262.999. Nada, no?
Si dividimos esto por los 12 meses que tiene el año nos da: $21.916.

WOW!

Pero claro, el tiene que invertir para ganar esa plata. Pongamos que la inversión sea del 50%, todavía gana 10.958 libre de impuestos. Te parece que gasta mas? Ponele que sea el 75%, gana $5479 libres de todo impuesto!
El otro pobre Juan (el empleado, como vos y yo) firmó un contrato por $5000 de los que le descuentan todo eso que dice el video.

Ah, me olvidaba. La soja rinde dos cosechas anuales, así que multipliquen todo eso por  2.

 

Sobre la AUH y otras yerbas.

Piden un cambio. Brindo por eso.
Piden seguridad. Me encanta.
Piden educación. Aleluya.
Quieren terminar con el clientelismo político. BIEN!

Proponen?
Nada. Absolutamente nada.

Siempre me gusto/entristeció la imagen del cacerolazo. La gente golpea una cacerola vacía porque no tiene con que llenarla. Golpear una cacerola es pedir comida. Es tristemente poético.
Esa señora de la foto no tuvo hambre en su vida. Y si tiene puede vender ese lindo anillo.

Este gobierno tiene un montón de buenas ideas, mal aplicadas.
El que se queja de la AUH se queja mal. Que este subsidio se use para comprar votos es malo. Pero la idea es excelente!
Trabajas en negro? Toma lo que no te pagan de escolaridad.
No tenes trabajo? Toma unos mangos para darle de comer a tus hijos.
A cambio quiero:
Que tus hijos vayan a la escuela.
Que tengan las vacunas al día.

No, ya se que no se cumple. Pero la idea no es mala, esta mal aplicada.
El que dice “pago impuestos para darle de comer a estos negros” simplifica. Reduce a mierda algo que es útil para mucha gente.
Hubo un momento en el que yo la cobraba, y me ayudaba. Tenía un sueldo de mierda y un hijo. 200 pesos son más que bien recibidos cuando no llegas a fin de mes.
Hoy no la necesito, y no la cobro. Pero se que a alguien le sirve.
Mucha de la gente que se manifesto ayer esta en contra del aumento que dieron en la AUH. Un aumento del 26% leí por ahí (no hice la cuenta y no la voy a hacer), yo pregunto… Cuantos aumentos se dieron desde que salio esto, si no me falla la memoria, hace 3 años? A mi me ajustaron el sueldo por inflación 2 o 3 veces. A vos?

Algunos (muchos) tenemos la suerte de trabajar en blanco, otros no.

Siempre le critique a este gobierno que mienta en los números de la inflación. No se nada de economía, así que no lo entiendo. Y me perjudica, a mi y a todos.
Se que la inflación es mayor que la que dice el INDEC, lo veo cada vez que voy al supermercado. Entonces, no veo descabellado que al que cobra un plan social le aumenten la plata. Si hay inflación hay que ajustarlo! Es tan simple como 2+2=4

Hay mucha gente a la que le molesta que alguien cobre por no hacer nada, a mi también me jode. Pero, repito, la idea no es mala, esta mal aplicada.

Origami.

Hace unos días el amigo @F4d30u7 posteo una imagen en Facebook y en los comentarios alguien pregunto donde se podía aprender origami.

Origami

Además de haber varias páginas sobre esto (Origami ModularOrigami Argentina y muchos más) hay libros.
Una búsqueda en Pirate Bay nos da unos cuantos pero, como no todos usan torrent, decidí bajar algunos y volver a subirlos en Mediafire para facilitar las cosas.

El primero es un escaneo de un libro, recomendado para empezar.  [19mb]

El segundo es una colección de cerca de 300 modelos recolectados de internet. (Este es mas avanzado) [40mb]

El tercero es una recopilación de varios modelos. [7mb]

Parece un laburo de chinos (cuac) y no lo pienso intentar. Pero siempre hay algún pirado al que le puede venir bien.

Hablemos de hipocresía.

El cacerolazo de ayer fue llevado a cabo por gente de distintas clases, por distintas razones. Muchas razones. Si hiciéramos una encuesta preguntando por que marchaban juntaríamos causas para marchar un año seguido.
Algunos marchaban bajo causas justas, la inseguridad por ejemplo; otros marchaban por motivos menos nobles, como el cepo al dolar.
Hay muchas fotos, se ve que había mucha gente. Quizás de ahí la diferencia de motivos para protestar. O no.
Aclaremos los tantos de entrada, no me molesta que la gente tenga plata. No me parece mal que quieran comprar dolares. No me jode que quieran ir de vacaciones a París y volver con las valijas llenas de cosas que compraron en los Champs Élysées. A mi me encantaría comprarme todo cerca de la plaza Charles de Gaulle.
No me molesta que esten en contra del gobierno.

Me joden las formas. Me molesta la señora con cartera de cuero y reloj de oro expresando que en Barrio Norte tienen hambre con un cartel impreso en una computadora.

Me molesta la gente de clase media-alta, alta que tiene como latiguillo: “Son KKs”, “La yegua”, “Kretina”, “Cyber K”, “Choripanero”.
Gente con estudios! O con capacidad económica para tenerlos…

No puedo entender como gente que apoya abiertamente el golpe del 76 acusa de dictadora a nuestra presidente. Con que tupé?
No puedo entender como gente que pedía reforma constitucional para que Menem siguiera en el poder hoy se queja de los que piden lo mismo para Cristina.
No puedo entender como alguien sale con una bandera nazi a la calle.

Dicen que la bandera nazi es un símbolo. Que la sacan argumentando que Cristina es igual a Adolf. Me da calambres en el cerebro que alguien pueda pensar una pelotudes así. Me da calambres en el alma ver ese símbolo en Buenos Aires.

Mucha gente en la Plaza ayer se quejaba de la corrupción. A todos nos molesta la corrupción. La ajena.
Todos en este país somos, en mayor o menor medida, corruptos.
Alguno le pagará una coima al de tránsito para que no le lleve el auto. Otro llama a ese amigo que trabaja en el registro civil para no hacer cola al hacer el documento.
El pobre cobra un plan social y no trabaja. El que reparte los planes se queda con una tajada.
El rico evade impuestos, o tiene un empleado en negro, o coimea al de la AFIP.

Eso es lo que me rompe las pelotas. La vieja con perfume francés diciendo que muere de hambre. El garca de ray-ban fumando un habano y acompañando a su señora al cacerolazo. Que vos te estaciones en doble fila porque “son dos minutos”.

El rico se queja del pobre, y el pobre se queja del rico. Y yo que estoy en el medio me quejo de esos dos.
Mientras tanto el país se va a la mierda, y nadie hace nada. Porque, te guste o no, esto no es el 2001. Golpeando una cacerola cambias tanto como posteando un estado en facebook. O un post en un blog…

(este post originalmente tenía fotos, pero se perdieron porque meti mal el dedo)

Escribir pelotudeces en tu muro de Facebook no va a cambiar el mundo

Salí a la calle.
Incendia comisarías.
Pone bombas.
Golpea una cacerola.
Tirate a un pozo.

No es un llamado a la violencia lo que estoy haciendo. Es un cachetazo al sentido común de la gente que cree estar indignadísima y lo pone en su facebook.
Es una queja contra la hipocresía de los que dentro de dos meses no se van a acordar de Candela como hoy no se acuerdan de Cabezas o del pibe Blumberg. O de los 193 de Cromagnon. Eso me indigna. Eso me causa repulsión y asco.
Me enferma la gente que llora cuando ve un documental de los pibes cagados de hambre en África o en el Chaco y no le da una papa frita a un pibe que pide en la puerta de McDonalds donde acaba de pagar $30 una hamburguesa.

Me sacan las viejas que van a misa y creen ser buenas mientras le chupan la pija al cura, pero salen a la calle y esquivan a un pibe que pide plata “por las dudas”.
Me molesta sobremanera la hipocresía de los que (en Twitter y en Facebook) llenaban su muro de boludeces cuando murio Romina Yan. Capaz que se les muere el vecino de arriba y no son capaces de ir a saludar a la viuda. Pero si haces un chiste sos un desubicado y “ojala nunca te pase”. Que nunca me pase que? Que se muera alguien que no conozco? Solo porque es joven?
Cuantos pibes se mueren en el día a día de hambre, de una neumonía por vivir en la calle o porque los cago a palo la cana?

Cuantas personas conoces que alguna vez no tuvieron nada que comer? Y que carajo hiciste?
Me indigna la gente que se llena la boca hablando del “amor al projimo” y de la gente que no tiene que comer y no va con una olla llena de fideos a repartirlos en una plaza.

Pongamos el caso de Candela que es el que esta de moda hoy. Esta el que acusa al gobierno de inacción.

La inseguridad y demás no es un tema nuevo. La corrupción en la cana tampoco.
Si se demuestra lo que se dice por ahí (que fue un “ajuste de cuentas”, que entiende de cuentas una nena de 11 años me pregunto yo…) a quien le van a echar la culpa? Al padre? A la policía corrupta? A la Kirchner que no salio ella misma a revolver los basureros? A Scioli que no puede levantar una piedra?
Si esto hubiera sido en Capital, le echarían la culpa a Macri y a la metropolitana? O a Cristina y a la federal?

Coincido plenamente en que a los canas tendría que apretarlos “alguien” y a ese “alguien” el gobierno. Pero que carajo?

Es cierto, en 8 años se puede hacer mucho. Y en 12 (como probablemente ocurra) se puede hacer muchísimo mas de lo que hicieron todos estos hijos de puta en 30. Pero no nos vayamos a la mierda tampoco.

Es mi opinion, cada uno tendra la suya. Y ojo, no es que este apoyando al gobierno, pero a un cana que mata un pibe lo desafectan. A un pibe que mata un cana lo hacen mierda. El sistema completo esta mal. No es el que se sienta en el sillon hoy. El cambio tiene que ser mucho mas profundo que eso.

Lo que esta podrido es la sociedad. Y no es de acá. No es NUESTRO gobierno. Pone en Google “Tenemos el gobierno que nos merecemos” y vas a ver que todo el mundo, en todos los putos países piensa lo mismo que pensas vos.
Los secuestros existen en Italia, en EEUU, en Rusia y en el Caribe.
Lo que pasa es que a los medios les chupa un huevo. Al gobierno le chupa un huevo. Y a vos. Si, a vos… también te chupa un huevo mientras no te toque.

Otra vez:
Quien se acuerda de Cabezas? Quien se acuerda del pibe Blumberg? Quien se acuerda de los 193 de Cromagnon?

Sabes la respuesta? NADIE. Nadie mas que el pibe que se junta en la esquina con los amigos y se acuerda de Juan que palmo en Once. O la mamá cada vez que pasa por la escuela donde lo llevaba.

Vos no te acordas. Yo no me acuerdo.
En dos meses nadie se va a acordar de Candela mas que la madre que hoy tiene un hueco en el pecho y ganas de volarse la cabeza.

Eso es lo que me revienta. Tu hipocresía.

Y la mía.

Anonimato digital vs identidades reales

Una de las cosas que hizo en su origen al Internet un espacio tan atractivo y liberador fue que dentro de la Red las personas podían ser otras. Con un poco de inventiva alguien podía escapar de su pasado psicológico, de sus traumas y estigmas, y reconstruir su identidad como un otro, en un juego psicomágico en una casa de bits y espejos. Usuarios de foros y redes sociales incipientes podían así proyectar una personalidad al mundo y a través de ella transformar su propia personalidad —de esta forma personas socialmente marginadas (como los geeks) encontraron una especie de redención, y bajo la máscara de su nueva identidad, pudieron por fin ser ellos mismos y mostrar su verdadero ser: inteligente, sensible, etcétera.  El poder del nombre es que confiere realidad, y un seudónimo crea una nueva realidad. Nombrar también es conocer y controlar; saber el nombre de alguien es un acto de poder.

Esta libertad que impulsa el origen del Internet y lo dota de un espíritu altamente estimulante —un patio de re-creación donde podemos convivir y compartir a distancia tomando diferentes papeles en la gran obra de la conciencia colectiva— está seriamente amenazada por las dos grandes compañías que extienden sus tentáculos por todas la Red, con el deseo de convertirse en la Red. Tanto Google como Facebook abogan seriamente por la abolición del anonimato y el uso de seudónimos en el Internet. El lanzamiento de Google+ hizo patente este deseo de Google al cerrar cuentas que utilizaban seudónimos, bajo una política de “realismo”. Esta es la misma política que Facebook busca implementar en su sitio, con casos también en los que cuentas han sido cerradas por “no ser reales”: los avatares y las transpersonalizaciones atentan contra la visión de Facebook, un mundo que busca reemplazar la ficción de lo posible con su inexorable realidad virtual unívoca.

“Las personas se comportan mejor cuando tienen sus verdaderos nombre ahí […]. Creo que las personas se ocultan detrás del anonimato porque consideran que pueden decir lo que quieran detrás de puertas cerradas”, esto es lo que piensa Randi Zuckerberg, directora de marketing de la empresa fundada por su hermano Mark.

El ex CEO de Google, Eric Schmidt, se refirió hace poco al anonimato digital como “peligroso” y dijo que eventualmente los gobiernos “obligarán” a las personas a que usen sus nombres reales para toda su actividad en línea.

El argumento principal que estas empresas y seguramente los gobiernos plantearán para ejercer la regla de nombre real en línea es que es un motivo de seguridad  y que una persona que no tiene nada que ocultar, como un crimen, debe de aceptar navegar siendo ella misma para hacerse responsable de sus actos —acabando así con la pornografía infantil o el terrorismo.

Pero aceptar este argumento es como aceptar un toque de queda, vivir bajo un estado policial —o como aceptar que las drogas deben de estar prohibidas solamente porque muchas personas hacen mal uso de su libertad. Aceptar navegar con una sola identidad, con tu único nombre real, es un poco aceptar que  ya no serás alguien más, que ya no podrás cambiar y que la realidad será fija y definida —y no una construcción múltiple como es: realidades.

Asimismo se puede contraargumentar que en algunos casos usar un seudonónimo es una cuestión de seguridad. Activistas políticos en regímenes opresivos o minorías en sociedades discriminatorias podrían llegar a comprometer su vida si navegan con su nombre real.

«Los seudónimos persistentes no son formas de esconder quien eres. Proveen una forma de ser quien eres. Por fin puedes hablar sobre lo que realmente crees; tu políticas verdadera, tus problemas reales, tu verdadera sexualidad, tu verdadera familia, tu verdadero ser. Muchos del apoyo que reciben los “nombres verdaderos” viene de personas que no quieren escuchar controversia, pero la controversia sólo es una pequeña parte de la necesidad de seudónimos. Para muchos de nosotros, es el simple deseo de hablar abiertamente de las cosas que nos importan a las personas que usamos el Internet. El deseo de ser juzgado –no por nuestro nacimiento, no por nuestro sexo,  y no por aquellos para los que trabajamos– sino por lo que decimos» (Marrow Bones).

Pero más allá del argumento de la identidad real como una medida de protección y civilidad digital, se oculta un enorme interés económico en que navegues como tú. Por una lado navegar con una identidad real por toda la web genera una gran cantidad de información útil para las compañías de marketing,  a las cuales Google y Facebook pueden vender esta información, además de perfeccionarse los anuncios personalizados.  Y si bien de cualquier forma cada movimiento que haces en la Red está siendo registrado, una persona que navega con múltiples identidades no genera la misma cantidad coherente de información útil para las marcas.

Por otro lado, según TechCrunch, el motivo por el cual Facebook se erige como un consistente lobbypara forzar a sus usuarios a navegar con su nombre y busca llevar esto más allá de su sitio, es que existe un mercado en ciernes que podría ser coptado por esta red social. Facebook podría proveer un mecanismo para autentificar una identidad como real y de esta forma permitir transacciones en línea que ahorrarían grandes cantidades de tiempo. Podría ser el fin de llenar formatos con nombre, dirección, email, número de tarjeta de crédito. Con  solo visitar la página de una aerolínea conectado a Facebook bastaría un solo click para realizar una transacción.

El otro interés oculto que puede existir en la obligación de navegar bajo una identidad real está evidentemente en los gobiernos.  Internet tiene de origen una dualidad intrínseca entre la libertad (la expansión de la conciencia a través de la información a la cual pueden acceder los usuarios) y el control totalitario a través de la información sobre los usuarios —a la cual pueden acceder los gobiernos y las corporaciones. Este es el doble laboratorio de la Red, las dos alas de diferentes colores de un mismo pájaro. Una identidad única en la Red es casi como tener un chip localizador en cada persona. Es como obligar a todo el mundo a confesar sus secretos y decir la verdad al gobierno y a las corporaciones que se entremezclan con su estructura. ¿Pero por qué habríamos de decirle nuestros secretos al gobierno si este no nos loa dice a nosotros? ¿Por qué habríamos de confiar en alguien que no confía en nosotros? La ficción es en este marco necesaria para la libertad.

Con una notable preclaridad Orson Welles en 1955 ya había anticipado la llegada del estado policial y la burocratización de las interacciones con la implementación mandatoria de los pasaportes y las cédulas de identificación personal.

Una prueba del poder del anonimato y del seudónimo es lo que sucede con el sitio 4Chan, una de las manifestaciones más vibrantes del Internet lúdico —y genialmente caótico. Aelous Kephas escribe sobre este sitio diametralmente opuesto a Facebook:

«Y luego, por supuesto, está Facebook, que domina la comunidad en línea y que tiene mucho a lo cual responder.  Facebook tiene reglas de identidad y hay un límite sobre cuántas cuentas de Facebook puedes tener, así como advertencias sobre usar nombres falsos. La participación requiere e inspira el reforzamiento de la identidad, como es común a la mayoría de los grupos. Del otro lado del espectro, tan oscuro como Facebook promiscuo, está 4chan, donde la identidad se borra (el grupo hacktivista Anonymous probablemente se gestó en 4chan). 4chan es lo opuesto de Facebook, una red social anti-social que se mofa de  quien sea que haga demasiado esfuerzo por establecer una identidad llamándolo “name fag”. Si Facebook es para personas que quieren ser parte de la comunidad mientras permanecen en  la seguridad y comodidad de su hogar (y sus túneles de identidad), 4chan es el id de Internet: una colmena zumbante de actividad y una fosa de cuerpos revolcándose. Los channers se auto-identifican con el “Stand Alone Complex” o “una manada de gatos”, significando que ellos no forman una mente grupal sino que son solo una colección de unidades que espontáneamente van en la misma dirección. Aunque compuesto de individuos que en general rechazan los valores sociales establecidos —empezando por la identidad—y que aparentemente aborrecen el pensamiento grupal, paradójicamente es un espacio que frecuentemente gesta activismo en el mundo real, claro que usualmente en el nombre del lulz».

Hay algo liberador en no tener un nombre: que puedes ser todos y tu potencial, en ese sentido, es ilimitado. Esta es la fuerza del movimiento de hackers Anonymous (más allá de que haya sido cooptado o no por las agencias de inteligencia).  Si el nombre puede ser un acto creativo o puede ser un castigo, la capacidad de renombrar (y desnombrar) es parte fundamental del ejercicio de la libertad. Hay otro argumento igualmente poderoso: el de la magia y el de la poesía. La famosa intuición de alterconciencia poética de Rimbaud, «Je est un autre», no podría ejercerse en un mundo digital —ese nuevo espacio para ser y poetizar— si sólo tenemos nuestro nombre “real” —porque el nombre confiere ser. Un escritor como Fernando Pessoa, con sus heterónimos, no habría escrito lo que escribió en un mundo en el que no se puede ser otros.  Y es que es a través de los otros que nos conocemos a nosotros mismos; solo a través de decirnos otros podremos algún día encontrar nuestro verdadero nombre “real”, aquel que va más de allá del acta de registro, que es cifra de nuestro espíritu.

 

Copiado TEXTUALMENTE de Pijama Surf.