Sin título.

Bien sabido es que el stress, la falta de sueño, las carreras y preocupaciones de la vida cotidiana, la inflacion, el desempleo, el riesgo pais, el FMI, la bolsa, los precios que suben, los sueldos que bajan, la impotencia, la bronca, la factura del telefono, la del gas, la de internet, los impuestos, los celulares, los mensajes de texto, el P2P, el canon digital, la SGAE, los chats, lo 2.0, las redes sociales, el real-time, las acciones, el petroleo, los combustibles, los blogs, el aire acondicionado, la calefaccion, el hambre, el frio, el calor, los droogos, los Simpson, South Park, las series! Lost, V (2009), Chuck, Lie to me, Dexter, FlashForward, FlashBack (?), los deja vu, la neutralidad de la red, la corrupcion, los precios (si, de nuevo), los recortes en ciencia e investigación, las escuelas, los hospitales, las universidades, las bibliotecas, los vampiros, los zombies, los hombres lobo, los robots asesinos, el photoshop, el estar gordo, el estar flaco, el paco, la cocaina, la cerveza, el vino, la (falta de) marihuana, el LSD, los hongos alucinogenos (y los champignones), el alcohol, las pastillas, el cafe, el mate, el te y muchas otras sustancias, productos y servicios de necesidad vital en estos tiempos que corren (no saben bien hacia donde pero corren), nos agotan.
Nos agotan a tal punto en el que uno ya no sabe si vive para pagar, o vive para comer, o vive para trabajar y que no le alcance, o vive para algo que no sabe que es. Algo que quiere que llegue o algo que teme que llegue.
De todas formas sabemos que vivimos, y este vivir (cogito ergo sum, o alguna de esas frases que caerian bien aca) nos cansa, nos agota y termina convirtiendose en algo… un nudo en el estomago o una patada en los huevos.
Y cuando esto pasa, que pasa?
Los chicos se ponen violentos y se agarran a piñas en la calle, se filman con un celular y lo suben a youtube. Entonces algun pelotudo morboso en la redaccion de un diario que esta aburrido lo encuentra mientras mira videos de Olmedo y Porcel, lo encuentra justo en el momento en el que entra el jefe de redaccion y lo sorprende in fraganti mirando como dos pebetes de 15 años se rompen la jeta, obviamente al ser interpelado por su jefe piensa (o mejor no) y responde que esta haciendo un “trabajo de investigacion” (por que queda cool decir periodismo de investigacion aunque sea una mentira grande como un avion) sobre la violencia en las escuelas, y ahi… zas! todos los diarios, los noticieros, los pasquines y los folletos de la gran barata del chino de la vuelta hablan de eso. O de cualquier otra cosa. Y asi instalan en la cabeza de la gente otra preocupacion mas. Eso cuando no son los floggers o las pibas que se sacan fotos en tanga y las suben a fotolog, metroflog, cuchiflog, pedoflog (de gas expelido por el ano, no de ped*filia, eh?).
Entonces que pasa?
La preocupacion de que nuestros retoños salgan en internet siendo cagados a palo por un pibe mas enano en youtube o nuestra hija (que nunca vamos a admitir que es una trolita) sale en youngamateurgirls dot com o en supertangas se instala en nuestras cabezas.
Y todos sabemos que el miedo y la preocupacion son el camino al lado oscuro:

“Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering. I sense much fear in you. “

Tengo que encontrar una solucion…

(en este punto mi musa me abandona y ya no se como hilvanar las ideas, seguramente mas tarde se me ocurra algo que llene este hueco… espero.)

Un pensamiento sobre “Sin título.”

Deja un comentario